El Asperger y el miedo

Print Friendly

Desde que era pequeño, prácticamente desde que tengo conciencia, me ha acompañado una sensación, o sentimiento: Es el miedo.

De hecho desde que me levanto hasta que me duermo y también mientras duermo y tengo pesadillas, la vida me origina miedo.

Desde que nací, según me cuentan mis padres, tardaba mucho en dormirme, ahora también; y mientras lo consigo experimento la sensación de estar solo y desprotegido, debía ser también así en mis primeros momentos; siempre, desde la amígdala y el hipocampo que es el lugar donde se generan las emociones, he tenido un profundo y continuo miedo, así lo decía también Temple Grandin.

Podría haber llamado a este artículo “el asperger y la ansiedad” o “el asperger y la angustia” pero he elegido el «miedo» porque es lo que expresa con más fuerza lo que quiero decir.

Es un miedo que me acompaña a todas partes y que se focaliza en forma de estrés y angustia; los demás no lo pueden comprender porque es una cuestión interna mía que los demás no ven y porque las situaciones que a mí me generan miedo a ellos no se las generan.

El miedo no solo es el miedo infantil a las brujas; es esa sensación de que estás en un lugar o haciendo una tarea y algo te impide hacerlo, entonces el sistema nervioso autónomo simpático pone el arco reflejo de fight or flight (lucha o huida) que se manifiesta en sudoración, temblores, mareos y una sensación muy grave de no saber qué hacer, o cómo actuar.

Lo relaciono con la capacidad, o dificultad, de tomar decisiones; muchas veces mis padres han visto angustiarme mucho en medio de la calle por no saber si ir a un sitio u otro o, también, a la hora de tomar una decisión sobre mis estudios, o en la vida.

También me ocurre con los cambios imprevistos, por ejemplo tener una cita con una persona y que esta me la cambie, o que se demoren al llegar y no sean puntuales. Esas situaciones me generan angustia y miedo.

Creo que muchos de los miedos vienen del bullying y de cuando me han pegado o humillado; y por eso, sigo teniendo mucho miedo a las personas y cuando alguien me regaña sufro mucho y se me pone la piel de gallina y a veces adopto una actitud pasiva y de sumisión y otras de descontrol, siempre con gran estrés, porque tengo mucho miedo.

También tengo miedo a quedarme solo, como decía antes al referirme al costarme dormir; me da mucho miedo quedarme sin amigos, sin apoyos, o no poder salir de casa por no tener a dónde ir o a que nadie me espere; y me da miedo quedarme en casa en soledad, también aumentado por una experiencia muy traumática que tuve en unos foros de internet que me generaron el mayor miedo que he pasado en mi vida.

Pero antes de eso también tenía miedo; siempre lo he tenido y lo tengo; y el gran miedo que tengo es el miedo a la gente; creo que el bullying que he sufrido tantos años me ha producido, o aumentado, miedo a la gente y a muchas otras cosas de la vida.

Por eso creo que los “aspis” (forma coloquial de denominar a las personas con Síndrome de Asperger), necesitamos una terapia conductual para quitarnos, o superar, el miedo a la gente y otros muchos miedos; para que estemos tranquilos y podamos enfocar la vida con calma y seguridad, y poder desarrollar todas nuestras cualidades.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s