La respuesta cerebral a las palabras como predictor de la evolución del niño con autismo

Print Friendly

Adquisición de lenguajeLa revista Plos One publicó el pasado 29 de mayo un muy interesante estudio titulado “Brain Responses to Words in 2-Year-Olds with Autism Predict Developmental Outcomes at Age 6” y llevado a cabo por científicos de la Universidad de Washington, la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, Universidad de California en Davis y Autism Speaks, donde se ha constatado que el patrón de la respuesta neuronal de niños de dos años a las palabras se puede considerar como un sistema de predicción no solo del autismo, sino de una posible evolución hasta los seis años. Y aunque este procedimiento podría ser usado también como un sistema de detección precoz del autismo, quizá la mayor relevancia del mismo está en saber más acerca de la comprensión del lenguaje en los niños pequeños con autismo, y en cómo este nivel de comprensión socio-lingüístico a los dos años de edad puede involucrar a un desarrollo social y verbal posterior.

El equipo es ya un conocido para los lectores de Autismo Diario: Patricia K. Kuhl, Jeffrey Munson y Annette Estes de la Universidad de Washington, Sharon Coffey-Corina de California Davis y Geraldine Dawson de Carolina del Norte y Autism Speaks. Un grupo de científicos que llevan ya muchos años estudiando modelos de intervención temprana y sus efectos, modelos educativos, el lenguaje y modelos educativos adecuados.

Institute for Learning & Brain Sciences, UW

Para llevar a cabo el estudio se seleccionaron a 44 niños de dos años de edad, 24 de ellos con autismo. El objetivo del estudio era averiguar las diferencias entre los grupos de niños, tanto de los que tenían autismo como los que no. Y entre los niños con autismo se hicieron dos grupos en función del nivel de afección en sus conductas sociales. Para ello se les colocó un gorro elástico con sensores (ver foto) para medir la respuesta del niño mientras escuchaba una serie de palabras, algunas de ellas familiares y otras totalmente desconocidas. Los datos recogidos se midieron a través de un tipo específico de potenciales evocados denominado “Potenciales relacionados con eventos” (Event-Related Potentials, ERP). Los niños con autismo con un menor déficit mostraron respuestas muy similares a los niños del grupo de control (es decir, los que no tenían autismo), siendo esta respuesta coincidente con la actividad en la región parietal temporal izquierda (relacionada con el habla), mientras que en el caso de los niños con mayor déficit, presentaron una respuesta sobre el hemisferio derecho. Las diferencias encontradas entre lado derecho e izquierdo son importantes, y estas nos hablan de un déficit en el procesamiento auditivo y procesos cognitivos relacionados con el lenguaje. Este déficit influye directamente en la comprensión, de ahí que mientras que una instrucción basada en imágenes es comprendida rápidamente por el niño con un mayor déficit, cuando la misma instrucción es realizada de forma verbal, genera o bien una mala comprensión o un mayor tiempo en el procesamiento de la misma.

Y dos años después los investigadores repitieron las pruebas para ver hasta qué punto exista una relación entre los datos recogidos dos años antes. Y esta misma prueba se repitió nuevamente dos años más tarde. De forma que se obtuvieron mediciones a los 2, los 4 y los 6 años de edad. Y los resultados mostraron que los niños que habían obtenido resultados similares al de los niños del grupo de control, habían desarrollado mucho más sus habilidades de lenguaje, cognitivas y sociales.

Los niños con TEA recibían intervención basada en el Early Start Denver Model (ESDM), más terapias específicas de lenguaje, escolares, etc, con un promedio de 9,1 horas semanales de intervención individual y 9,3 horas semanales de intervención en grupo, sumando 18,4 horas de intervención semanal. Obviamente, los niños con mayor déficit social que recibieron mayor número de horas de terapia o cuyos padres o cuidadores recibieron formación, presentaron mayor nivel de mejoras que los que tuvieron un menor número de horas de intervención, pero los niños que obtuvieron una mejor puntuación en las mediciones destacaron considerablemente, y aunque una mejor predisposición es un importante punto de partida, incluso en niños y niñas con graves déficits sociales, se observó también un desarrollo significativo. Esto viene nuevamente a insistir en la importancia de que el niño o niña reciban intervención temprana y por supuesto, la importancia que tiene que los padres o cuidadores tengan también formación.

La directora del estudio, Patricia Kuhl, en declaraciones publicadas por el gabinete de comunicación de la Universidad de Washington, afirmó “Hemos demostrado que el indicador cerebral vinculado al aprendizaje de las palabras a los dos años en niños diagnosticados de autismo puede ser un predictor de sus capacidades en un amplio espectro de habilidades cognitivas y lingüísticas, así como en comportamientos adaptativos”. Esta capacidad reorganizativa del cerebro para procesar palabras parece estar ligada a la capacidad del niño para aprender experiencias sociales.

Entre la experiencias sociales del niño está el seguimiento ocular y la imitación, que conllevan el interés del aprendizaje social, aspectos que están afectados en el autismo. Este déficit hace que el aprendizaje sea muy diferente, no debemos olvidar que el desarrollo del lenguaje incide en el desarrollo de la inteligencia tal y como la entendemos, y por supuesto, en la capacidad de interacción social del niño con su entorno. “El aprendizaje social es clave en el ser humano. Si el cerebro puede aprender de otras personas en un contexto social, podemos aprender cualquier cosa”, añade Patricia Kuhl.

Esta compleja combinación de factores es la que puede marcar diferencias significativas entre los niveles de adquisición de lenguaje verbal entre unos niños y otros. Hay otros aspectos a tener en cuenta y que también hemos abordado en Autismo Diario y que son relevantes a este estudio. rmif-niñosAspectos como los relacionados con la escucha dicótica y la diferencia entre niños con autismo y niños sin autismo también se ven implicados, realmente volvemos nuevamente al procesamiento cerebral que se hace referencia en el artículo, de cómo niños con un menor déficit tienen una mejor respuesta en el hemisferio izquierdo, y esto se da también en el estudio valenciano sobre escucha dicótica. Otro aspecto es el relacionado con la adquisición tardía del habla en niños con autismo. Sabemos que niños que superan la barrera de los 5 años pueden desarrollar lenguaje verbal tras esta edad, aunque en este aspecto podemos también observar diferencias entre los niños con adquisición temprana del lenguaje y los niños con adquisición tardía. Retomado los trabajos de Patricia Kuhl sabemos que los niños elaboran estadísticas y patrones relacionados con el lenguaje, y usan estos para el desarrollo posterior del mismo. También sabemos que un niño puede aprender de forma simultánea varios idiomas sin mayor problema, y que a partir de los 5 años de edad aproximadamente, va a poder diferenciarlos perfectamente (Es decir, que puede dirigirse a su padre en español y a su madre en alemán saltando de un idioma a otro sin mayor problema), mientras que para un adulto el aprendizaje de lso idiomas va a ser más complejo, y sobre todo en lo referido a la entonación, que es otro aspecto que marca grandes diferencias entre los diferentes idiomas, así como las cadencias y fonética. Y esto nos lleva también a un hecho curioso sobre los niños con una adquisición tardía de lenguaje, tal y como abordamos en el artículo “Adquisición de lenguaje oral: ¿Idioma materno o idioma aprendido?” donde ya nos hacíamos eco de esa prosodia tan curiosa de los niños con autismo y adquisición tardía de lenguaje. Bien, básicamente estos aspectos vienen también a dar una mayor solidez a los datos aportados en el estudio aquí referido.

Estos datos combinados vienen a reafirmar cada día más las últimas teorías sobre el proceso de adquisición y desarrollo del lenguaje y cómo este proceso está íntimamente ligado a aspectos sociales. A día de hoy vemos como niños con autismo, incluidos aquellos con mayores déficits, pueden desarrollar un lenguaje y/o comunicación funcional, incluso más allá de los 5 o 6 años, y que uno de los detonantes de esta capacidad comunicativa es una intervención temprana, intensiva y de calidad, y que a mayor desarrollo de la calidad de la comunicación menor deterioro cognitivo y una mejor calidad en la interacción social. Quizá, y siguiendo la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner, hablaríamos del desarrollo de la inteligencia interpersonal como uno de los factores que, a pesar de ser muy bajos en autismo, podría desarrollarse a partir de la adquisición de las habilidades lingüísticas. Quizá esta combinación de factores sea lo que está marcando la inversión de las cifras que antiguamente relacionaban autismo con discapacidad intelectual en un 75% y ahora estemos hablando justo de lo contrario, de hecho, Annette Estes, una de las coautoras del estudio, ya nos habló en su día de estos aspectos.

Sin duda, un estudio que aporta mucha luz sobre aspectos relacionados con el lenguaje y el autismo, y que a su vez reafirma el hecho de que una intervención de calidad va a marcar la diferencia.

Bibliografía:

  1. Kuhl PK, Coffey-Corina S, Padden D, Munson J, Estes A, et al. (2013) Brain Responses to Words in 2-Year-Olds with Autism Predict Developmental Outcomes at Age 6. PLoS ONE 8(5): e64967. doi:10.1371/journal.pone.0064967
  2. Deborah Fein et al (2012) Optimal outcome in individuals with a history of autism. Journal of Child Psychology and Psychiatry dx.doi.org/10.1111/jcpp.12037
  3. Annette Estes et al.Discrepancies Between Academic Achievement and Intellectual Ability in Higher-Functioning School-Aged Children with Autism Spectrum Disorder. Journal of Autism and Developmental Disorders 2011-08-01. dx.doi.org/10.1007/s10803-010-1127-3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s