Erik, con ocho años, expone 30 dibujos en Madrid

Print Friendly

A sus ocho años, Erik ya está exponiendo 30 de sus dibujos en la muestra “Generadores de Imaginación”. Sus obras podrán verse hasta el 15 de diciembre en la calle Pozas, 6, en Madrid, gracias al proyecto “Aprendices Visuales” promovido por Miriam Reyes. Es un niño al que le encanta jugar y aprender. Tiene autismo, pero también unas ganas enormes de mostrarle a la sociedad que, como todas las personas, se merece una oportunidad. Erik representa el esfuerzo de miles de niños con autismo que cada día luchan por potenciar sus habilidades y compensar sus déficits. Porque aunque el autismo no le pone las cosas fáciles a nadie, con una estimulación constante alcanzan metas impensables hace unos años.

A mi hijo Erik le ha gustado mucho dibujar desde que era muy pequeño, con poco más de tres años. Su mirada observadora abarca el poder de los pequeños detalles y sus ojos ven muchas cosas que seguro a ti se te escapan.

Piensa en imágenes, como la mayoría de las personas con autismo. Por eso dibuja con todos los detalles que para él son importantes.

En sus fascinación por las cosas altas y alargadas, comenzó dibujando casas con torres. Muy poco después llegarían los árboles, en solitario o agrupados en bosques. Ramas extendidas con herrerillos y pájaros carpinteros, raíces que profundizan en la tierra horadada por las galerías de los topos.

A sus primeras figuras humanas no les faltaba la sonrisa, las caras completas, las manos con sus cinco dedos. A sus pies, bajo el suelo, laberintos de tuberías que se fueron complicando hasta presentar secciones de viviendas divididas en pisos para poder reflejar mejor las instalaciones de agua caliente y fría, calefacción, ascensores, cables…. Sí, la electricidad apareció enseguida: postes de la luz con cables infinitos, generadores, distribuidores, turbinas, transformadores.

Electrodomésticos dibujados al detalle por dentro. Motores de coches completos.

Fábricas de biodiésel, máquinas teletransportadoras, vistas de ciudades con sus aires acondicionados en movimiento, avenidas, calles, parques. Todo un universo visto por los ojos de un niño pequeño, un niño con un talento muy especial para dibujar.

Mientras dibujaba, Erik iba desarrollando también una gran imaginación. Sus extintores se convirtieron en superhéroes que apagaban fuegos del bosque y rescataban a los animalitos. ¡Qué ternura ver a papá topo asomado en su madriguera, pendiente de que el fuego no alcanzara a su familia! Ciervos, ardillas, mariposas, caracoles, erizos… animales muy presentes en la geografía de Hamburgo, ciudad en la que vivimos.

Un plano para Hansel y Gretel

Recuerdo que una tarde leímos el cuento de La casita de chocolate. Erik se quedó pensativo, y al momento comenzó a dibujar un plano del bosque “para que Hansel y Gretel no se vuelvan a perder”. De ninguna forma deseaba Erik que los niños volvieran a caer en manos de esa bruja malvada. Con esta acción, mi niño constataba cómo estaba fomentando su empatía.

Discurre historias con sus dibujos, les pone sentimientos a sus personajes. Pero también destaco el componente didáctico porque, como él dice, “ahora mi mamá sabe cómo funciona un generador o papá ha descubierto que hay muchas clases de extintores”. Para su abuelo dibujó un sistema de riego para que no tuviera que agacharse tanto en el huerto. A todos los niños de su clase les ha regalado dibujos que asocia con sus nombres. Sí, porque Erik asocia los nombres de las personas con imágenes, al igual que los números. Una mañana de camino al cole, me dijo: “mamá, apaga la radio”. La apagué y le pregunté por qué. “Porque van a decir el número ocho en la hora y no quiero escucharlo al pasar delante de esos contenedores de basura. El ocho es un número muy bonito”.

Los dibujos de Erik representan lo que ve y lo que más le interesa. Le encantan sus papás, jugar con sus amigos, su familia, los edificios altos, escuchar el sonido de los compresores, seguir la línea de los cables de los postes de la luz, clasificar extintores, imaginar laberintos de tuberías, los gatos, los árboles de bosques interminables, los túneles que excavan los topos, las historias del Gordo y del Flaco, los 101 Dálmatas que beben leche de las vacas, que le abracen, que le hagan cosquillas, saltar en el trampolín, las matemáticas, hacer deporte, correr, que le cuenten historias, inventarlas, construir con los Lego… ¡Es un niño muy feliz! al que no le gustan nada los gritos o las caras de enfado.

Y ahora quiere ser inventor. Está con las fórmulas de una máquina del tiempo. A veces pasan cosas que no nos gustan, “y con mi máquina del tiempo podremos volver atrás y empezar de nuevo”. Ya hace unos años nos dijo que se tragó una calculadora, como Einstein; “por eso podré hacer tantas fórmulas como él”.

Como veis, Erik tiene muchas inquietudes y muchos deseos. Y todo el futuro por delante para cumplirlos en una sociedad inclusiva.

La muestra “Generadores de imaginación” recoge 30 dibujos de las series postes de la luz, extintores, generadores y medios de transporte.

Datos de la Exposición:

Galería Aprendices Visuales
C/Pozas, 6 .Madrid.

Hasta el 15 de Marzo

Horario de visita:
Lunes a jueves: 10-14 h. y 16-21 h.
Viernes, sábados y domingos puedes establecer cita contactando con: aprendicesvisuales@gmail.com


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s