Niños con Autismo y Epilepsia presentan mayor incidencia de fotosensibilidad

La epilepsia es un comorbilidad bastante frecuente en el autismo, hemos dedicado varios artículos a este tema en concreto, desde los problemas de epilepsia resistente al tratamiento, o los riesgos asociados a este tándem. A su vez, si la epilepsia genera cuadros severos, el avance del niño va a estar fuertemente condicionado. Incluso la aparición de regresiones es muy habitual. Esta pérdida súbita de habilidades adquiridas parece estar íntimamente relacionada con los episodios epilépticos.

Durante la 65ª reunión de la Asociación Americana de Epilepsia, llevaba a cabo en la ciudad de Baltimore, un equipo de investigadores del Hospital Infantil de Boston, presentaron un estudio sobre la alta incidencia de la fotosensibilidad que niños con autismo y epilepsia presentan. La fotosensibilidad afecta a un rango entre el 2 al 14% de los niños con epilepsia, pero si le añadimos un Trastorno del Espectro del Autismo (TEA), esta cifra aumenta hasta el 30%, es decir, que en el caso más extremo dobla la cifra.

Según el mismo estudio, la fotosensibilidad afectaba a un 25% de niños de más de 15 años de edad en niños con un TEA, dato ya de por sí elevado, pero aumentaba un 5% más si además los niños tenían epilepsia, a su vez, el grado de afección también es mucho más severo. En este estudio se evaluó un amplio rango de edad, de 1 a 23 años, de forma que aunque la muestra no fue muy grande, debido a la gran diferencia de edades, si mostró una tendencia significativa que merece ser estudiada en más profundidad. La epilepsia fotosensible es más común en niños y adolescentes, principalmente en casos de epilepsia generalizada de tipo mioclónico juvenil. Cada vez sabemos más sobre las cuestiones relativas a la visión y el autismo, en el artículo “Comprendiendo cómo ven los niños con Autismo” se hablaba de la forma diferente de focalizar la atención visual. Existen muchos testimonios sobre loa saturación que determinados aspectos genera a nivel visual a las personas con autismo. Quizá esta fotosensibilidad, que no solo aparece en casos de niños con epilepsia, nos pueda aportar nuevos datos sobre el modelo de procesamiento visual. Sabemos que muchas persona con un TEA tienen una mente más visual, pero lo que no sabíamos era el modelo de procesamiento. Esta es una nueva puerta para conocer mejor estos procesos.

Esta investigación nos aporta nuevas pistas sobre algunos aspectos de la fisiopatología del autismo, ya que nos encamina a pensar que puede existir una hipersensibilidad específica relacionada de forma específica con el Autismo. De hecho, acciones de aleteo de manos frente a la cara o el visionado de determinados programas de televisión o con pantallas de televisión de tubo, algunos videojuegos, o incluso determinadas luces parpadeantes o flashes de cámaras de fotografiar, pueden ser desencadenantes de episodios convulsivos producidos por esta fotosensibilidad.

ANEXOS:

Epilepsia Resistente al Tratamiento en el Autismo

Epilepsia y Autismo, un tándem mortal

Epilepsia y Autismo: Características y factores relacionados

Científicos canadienses descubren una conexión genética entre la epilepsia y el autismo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s