Estudio Epidemiológico del Espectro del Autismo en adultos en el Reino Unido

Print Friendly

En el Reino Unido, un equipo de investigación puso en marcha un estudio para determinar la prevalencia de casos de personas adultas con Trastornos del Espectro Autista. Con el objetivo de poder tener datos reales para poder comparar las tasas de prevalencia entre la población infantil y la adulta. Pudiendo de estar forma establecer un criterio comparativo relativo al aumento de la prevalencia del autismo en el Reino Unido. Si la prevalencia del autismo realmente está aumentando, por lógica el porcentaje de adultos que estén dentro del espectro del autismo ha de ser menos a la población infantil.

El estudio se realizó en base a un muestreo aleatorio basado en la encuesta nacional de morbilidad psiquiátrica en adultos del 2007 y con una población de más de 16 años. Para ello se seleccionaron 13.171 candidatos, de los cuales 7.461 aceptaron participar en el estudio. De este grupo se realizó una entrevista completa de evaluación. 618 personas superaron todas las fases del estudio.

Las conclusiones del estudio son que la prevalencia ponderada de los TEA en adultos se estimó en 9,8 por 1.000 (intervalo de confianza 95%, 3.0-16.5). Siendo la prevalencia más alta en el subgrupo de hombres, con bajo nivel educativo y bajo nivel social.

Según el Dr. Traolach Brugha -psiquiatra de la Universidad de Leicester y uno de los participantes del estudio- los datos que revela el estudio “Han sido sorprendentes para nosotros”. De las personas adultas que entraron dentro del espectro, “ninguna había sido diagnosticada previamente”.

Los datos de este primer estudio revelan que la prevalencia de Trastornos del Espectro del Autismo en adultos es muy similar a la de niños, lo cual hace necesario realizar más estudios en profundidad para poder tener cifras más fiables, a su vez, el estudio nos revela que este grupo de personas adultas se encuentran con muchas desventajas sociales, y que su problemática debe de ser reconocida. Si estos datos se consolidan, no podemos hablar de una “epidemia” en la infancia, sino más bien de un muy mal diagnóstico previo.

Este estudio ha sido publicado en Archives of General Psychiatry y pueden acceder al estudio original AQUÍ


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s